SUSCRÍBETE Y RECIBE ACTUALIZACIONES POR E-MAIL

Introduce tu e-mail aquí:

Servicio ofrecido por FeedBurner

viernes, 5 de agosto de 2016

CARLOS HERRERA, UN COFRADE QUE NO SE CALLA NI ADMITE VEJACIONES.

Carlos Herrera, el famoso periodista radiofónico, es cofrade y católico y hace gala de ello defendiendo la tradición cofrade y la Fe. 


Así, el día 3 de agosto se encontraba en Aspe (Alicante) presenciando la procesión de la Patrona de esta localidad alicantina, Nuestra Señora de las Nieves, y de ello publicó en Twitter una fotografía de dicha procesión mariana en donde se veía el enorme número de devotos de la Sagrada Imagen de la Virgen. Acompañó esa fotografía con un comentario queriendo indicar que habiendo devotos dicha tradición persistiría. Al poco tiempo una persona anónima (sin foto ni nombre real), en Twitter, le retuiteó menospreciando a la Santísima Virgen a la que llamó "muñeco", lo que motivó que Carlos Herrera con prontitud y vehemencia respondiese con una frase lapidaria, de acuerdo que malsonante, pero que indicaba su enorme enfado. Y es que no por ser católico y cofrade, no se va a poder soltar algún exabrupto pues, no en vano, somos humanos y si sentimos heridos nuestras pasiones, saltamos y no sólo ponemos la otra mejilla por ser católicos y cofrades, que serlo no es ir de tontos por la vida o dejar pasar todo.

Leed y esperamos vuestros comentarios.

Aquí va la secuencia de lo ocurrido.