SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS PUBLICACIONES POR E-MAIL

Introduce tu e-mail aquí:

Servicio ofrecido por AlCieloCofrade

viernes, 17 de marzo de 2017

EL ANDAR TRIANERO (PARA QUE NO HAYA DUDAS)

Hola, de nuevo, amistades cofrades.

Ayer noche leí un comentario de un chaval, que no era de aquí de Sevilla, sobre la manera de andar de los Pasos. El caso es que me puse en contacto con él y estuvimos escribiendo sobre el andar de los Pasos, que si le gustaba más el estilo de toda la vida y/o un estilo más moderno y me contestó que prefería el estilo trianero. 

Uno que pinta canas le preguntó a aquel muchacho "¿qué supone para ti eso de estilo trianero?" y me contestó "el que lleva el Paso del Cristo de las Tres Caídas". Ante esta respuesta le dije "sí, el Cristo de las Tres Caídas lleva un paso trianero, pero que esto hay que matizarlo". Y aquí os expondré por qué razón hay que matizar esto, desde mi humilde opinión, y vaya por delante que tengo muchos amigos en la cuadrilla del Cristo de las Tres Caídas, la cual considero una de las mejores de Paso de Cristo, porque el tema va encaminado a los pasos de Cristo de Triana.

Ensayo costaleros Tres Caídas

La respuesta que di a aquel muchacho y que aquí os pongo es la siguiente y en la misma nos encaminamos a años atrás, haciendo un regreso al pasado: 

Capataces trianeros fueron Manolo Bejarano, quien, por cierto, vivía muy cerquita de mi casa, en la Calle Alfarería; Rafael Ariza Aguirre, el cual vivió en la Calle Antillanos Campos; los hermanos Rafael y Pepe Ariza Sánchez, que residían en el Corral de los Judíos, al lado de la Academia de Matilde Coral, en la Calle Castilla; Manolo Adame, que tenía su casa en la Calle Betis; Quicote, Juan Borrero, etc... Todos ellos eran capataces de Triana.

Manolo Bejarano (con gafas)
Manolo Bejarano

Rafael Ariza Aguirre
Rafael Ariza Aguirre

Rafael Ariza Sánchez
Rafael Ariza Sánchez

Pepe Ariza Sánchez
Pepe Ariza Sánchez

Manuel Adame y Salvador Dorado "El Penitente"
Manuel Adame y El Penitente

Juan Borrero
Juan Borrero

Precisamente, por aquellos ya lejanos años y en aquellas circunstancias, la manera de andar de sus Pasos era más sobria que la actual, es más, tú veías llegar un Paso de lejos y sabías qué cuadrilla iba debajo. 

Recuerdo, con 14 ó 15 años, ver a Rafael Franco mandar al Moreno que tenía una poderosa cuadrilla de Cristo, al igual que recuerdo a Manolo Adame quien también tenía una cuadrilla alta de enorme poderío en los Pasos de Cristo, sacando, entre ellos el Paso del Cristo de las Penas y el Paso de Misterio de San Gonzalo. E igualmente vi a Salvador Dorado "El Penitente", a Máximo Castaño y un largo etcétera.

Rafael Franco Rojas
Rafael Franco

Bien, situémonos a mitad de los años 70. En 1974 Juan Vizcaya con un grupo de jóvenes cofrades sacó a la Virgen de la Salud en el mes de octubre con motivo del Año Jubilar. Ésa y no otra, fue la primera intentona que fructificó dos años más tarde con la primera cuadrilla de hermanos costaleros del Paso de Misterio del Señor del Soberano. 

Juan Vizcaya (abajo a la derecha) 
y su cuadrilla
Juan Vizcaya y cuadrilla

Mientras tanto, por entonces, las Cofradías de Triana antes de formar sus cuadrillas de hermanos estaban mandadas de la siguiente manera:

La Hermandad de la O fue la pionera, en Triana, en sacar, en Semana Santa, la primera cuadrilla de hermanos en 1975 con el paso del Nazareno mandada por Rafael y Pepe Ariza con ese estilo y compás abierto del Paso de Jesús Nazareno. Posteriormente, en 1981, se creó la cuadrilla de Palio.

En 1976 Ismael Vargas Crespo creó la cuadrilla de hermanos del paso del Cristo de la Expiración, Cofradía la del Patrocinio que, hasta entonces, era comandada por Rafael Franco y sus auxiliares.

Ismael Vargas Crespo (a la izquierda)
Ismael Vargas Crespo

San Gonzalo iba al mando de Manolo Adame y sus auxiliares, con Máximo Castaño en el Palio hasta 1976, año en que, como dijimos antes, se estrenó la cuadrilla de hermanos del Soberano la cual creó un estilo, una manera de andar, diferente hasta el momento, siendo Juan Vizcaya el innovador de ese estilo acompasando el paso y creando, a la voz de "Inspiración", "el izquierdo por delante", estilo muy criticado al principio y curiosamente adoptado por muchas cuadrillas de Sevilla y Triana, a posteriori, entre ellas la del Cristo de las Penas y la del Cristo de las Tres Caídas.

Máximo Castaño
Máximo Castaño

La Hermandad de la Esperanza de Triana, llevó de capataz, hasta 1978, a Rafael Franco y ya en 1979, Juan Borrero y su primo Quicote, fundaron la  gran cuadrilla del Cristo de las Tres Caídas con un estilo característico, ni mejor ni peor, simplemente diferente.

La Estrella estaba comandada por Domingo Rojas y El Moreno, quienes hasta 1979 sacaron el Palio puesto que el Paso de Cristo estrenó en aquel lluvioso Domingo de Ramos su cuadrilla de hermanos.

Domingo Rojas Puerta
Domingo Rojas Puerta

¿Qué quiero exponer con esto? Que tan trianero es el andar valiente y ese compás característico del Señor de las Penas, como tan trianero es el andar del Soberano Poder con su andar acompasado con esa novena o décima trabajadera que es la Banda de las Cigarreras. Que tan trianera es la manera de andar del Santísimo Cristo de las Tres Caídas, con una personalidad única, como tan trianero y clásico es el andar del Paso del Nazareno con el compás lento y abierto, andar de la vieja escuela. Y tan trianero es ver andar al Cristo de la Expiración con esa cadencia reposada y un compás no tan abierto.

Dicho esto, Triana son cinco maneras de sentir. Triana son cinco devociones. Y qué suerte tenemos de tener un Cristo "sentao", "sobrao" de compás, un Cristo antes Caifás que con su zancada te marca el estilo e idiosincrasia del "izquierdo por delante", un Cristo caído a quien un centurión a caballo le indica el camino y el andar más flamenco de la Cava, un Nazareno que destila clasicismo de la Triana antigua de los corrales con esa zancada abierta y reposada que llevan "Los Ariza" y un Cristo expirante, Dios verdadero, a quien no le hace falta nada para que, con su andar reposado, embelese los corazones de Triana y Sevilla.

No traicionemos una tradición, décadas que han visto ya pasar 30 ó 35 años, porque antes de 1975 ya estaba todo inventado.

Muchas gracias y Viva Triana.

Artículo de Fernando Martagón Naharro.